Su dimisión deberá ser aceptada por la conselleira do Mar, Rosa Quintana, quien le nombró para el cargo que ostenta el 20 de noviembre de 2020.

VÁZQUEZ ALMUIÑA DEJARÁ LA PRESIDENCIA DEL PUERTO DE VIGO LA PRÓXIMA SEMANA

Quiso agradecer la dedicación de todas las personas que trabajan en el Puerto, la colaboración de los miembros del Consejo de Administración y la labor de los medios de comunicación.
También tuvo palabras de agradecimiento para la Xunta y Puertos del Estado y su actual presidente, Álvaro Rodríguez Dapena, y “muy especialmente” para toda la Comunidad Portuaria “por su constante impulso al motor de la economía de Vigo”.
Vázquez Almuiña: “dejo un proyecto ilusionante, pero creo que, como servidor público, soy más necesario en Baiona”, confesó, donde, a partir del próximo viernes, se centrará en “preparar el mejor proyecto posible” para la villa.

El hasta ahora presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Jesús Vázquez Almuiña, ha anunciado esta mañana que abandonará su cargo la próxima semana.

Concretamente, Vázquez Almuiña solicitó ayer su dimisión, que será efectiva el próximo jueves, día 20 de abril, tras ser aceptada por la conselleira do Mar, Rosa Quintana, quien le nombró para el cargo que ostenta el 20 de noviembre de 2020, lo que fue ratificado tras su publicación en el DOG el 27 de noviembre.

El texto refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2011, de 5 de septiembre, establece en su artículo 31, apartado 1, que el presidente de la Autoridad Portuaria será designado y separado por el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

Para dar cumplimiento a lo dispuesto en dicho precepto, el Consello de la Xunta de Galicia acordó, el 16 de septiembre de 2010, facultar a la persona titular de la Consellería competente en materia de puertos para la designación y separación de los presidentes de las autoridades portuarias de los puertos de interés general del Estado en Galicia.

Agradecimientos

Así lo confirmó el propio Vázquez Almuiña en rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por su equipo directivo. Durante su intervención, quiso agradecer la dedicación que han demostrado todas las personas que trabajan en el Puerto, la colaboración de los miembros del Consejo de Administración, así como la labor de los medios de comunicación a la hora de trasladar a la opinión pública los asuntos relativos al Puerto.

Igualmente, dio las gracias por su colaboración a la Xunta de Galicia y a Puertos del Estado y a su actual presidente, Álvaro Rodríguez Dapena, “que conoce muy bien el Puerto de Vigo” y “muy especialmente” a toda la Comunidad Portuaria “por su constante impulso a nuestro Puerto, motor de la economía de Vigo”, destacó, en la que será su última intervención pública como presidente de la rada olívica.

A preguntas de los periodistas y tras hacer un repaso por estos casi dos años y medio de gestión marcados por “grandes dificultades a nivel mundial”, Vázquez Almuiña se refirió a los que denominó como “asuntos pendientes” y entre los que citó la apuesta por el Corredor Atlántico del Noroeste de mercancías, con la conexión a la mayor Terminal del Puerto de Vigo, la de Bouzas, la necesidad de unas buenas conexiones por ferrocarril y una infraestructura moderna y adecuada del Corredor, con una prestación del servicio eficiente y competitivo, las decisiones “injustas y arbitrarias” por parte de  la Unión Europea “que condiciona el futuro de un sector básico para nuestro puerto”, en relación al veto a la pesca de fondo, la necesidad de aumentar los atraques para los grandes buques, con más líneas y calados, la falta de espacio y la urgencia por completar la planificación urbanística.

Más necesario en Baiona

Por último, Vázquez Almuiña confesó que, aunque deja un proyecto “ilusionante” al frente del Puerto, cree que, como servidor público, es “más necesario” en Baiona, donde ya ha anunciado que será el candidato del PP a la Alcaldía y, por tanto, se centrará en “preparar el mejor proyecto posible” para la villa.

“Es un gran orgullo para mí haber sido el presidente del Puerto de Vigo” y, “aunque dejo un proyecto muy importante, me voy a otro que también me apasiona”, confesó.

En el momento en el que se haga efectiva su dimisión, el Puerto de Vigo será capitaneado por su actual equipo directivo, con la directora, Beatriz Colunga, al frente. Un equipo con “mucha experiencia” y que deberá seguir trabajando para lograr “un puerto más poderoso a través de un proyecto común”.