MARNOTES CONSIDERA DE “EXTREMA GRAVEDAD” EL BLINDAJE DEL GOBIERNO VIGUÉS A LOS CONDENADOS POR EL ENCHUFE A LA CUÑADA DE CARMELA SILVA

El portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento de Vigo exige conocer el interés de Caballero “en seguir premiando a los responsables penales del mayor caso de corrupción de Galicia”
Tilda de “escandaloso” que se obligue a la nueva concesionaria de la iluminación a asumir la nómina de quien contrató irregularmente a la familiar de la presidenta de la Diputación de Pontevedra
Llama la atención sobre el hecho de que se esperase a la suspensión de la condena para activar la nueva licitación, a tres meses de que caduque la actual y sin causa aparente
“Parece evidente que podría ser un intento más de silenciar las derivadas políticas que trascienden a la interpretación legal”, dice

Cada capítulo que conocemos sobre este caso es un nuevo escándalo”. Así lo aseguró hoy el portavoz del grupo municipal del PP de Vigo, Alfonso Marnotes, tras conocerse que el Concello obligó a emplear al gerente de la concesionaria municipal condenado por el enchufe de la cuñada de Carmela Silva. Consideró así de “extrema gravedad” el blindaje del Gobierno vigués a los condenados por esta contratación irregular.

Por si fuera poco turbio el asunto, en opinión de Marnotes, y en clara referencia a la presión recibida por varias asociaciones subvencionadas por el Concello para que se adhiriesen al indulto de los condenados, “Caballero sigue premiando a los responsables penales del mayor caso de corrupción que se recuerda en los últimos años en Galicia. Que nos diga qué interés tiene?”, se preguntó, para añadir que “este nuevo giro de guión podría ser un nuevo intento de silenciar las derivadas políticas que trasciende a la interpretación legal”.

En este sentido, tildó de “escandaloso” que se obligue a la nueva concesionaria de la iluminación a asumir la nómina de quien contrató irregularmente a la familiar de la presidenta de la Diputación de Pontevedra y número dos del Gobierno de Vigo.

Asimismo, llamó la atención sobre el hecho de que se esperase a la suspensión de la condena para activar la nueva licitación, a tres meses de que caduque la actual y sin causa aparente. Un contrato de 12 millones de euros que, recordó Marnotes, el Concello tuvo parado hasta que se aseguró que esta persona podía seguir trabajando. “Aquí no ha primado el interés público, se ha utilizado a la institución municipal como salvoconducto para, y muy probablemente, pagarle el favor y asegurar su silencio”, sentenció. En todo caso, apuntó que “esta licitación ya está bajo sospecha”.

“Cuantos más datos conocemos sobre este caso más nos sorprende que el alcalde y la presidenta de la Diputación de Pontevedra sigan sin dar explicaciones a los vecinos de Vigo”, insistió, para incidir en que como principal beneficiario de la cantidad percibida irregularmente por la cuñada de Silva -108.000 euros- y los intereses derivados, no haya requerido ni la ejecución de la sentencia ni su liquidación.