El PP de Vigo denuncia que las pruebas incluidas en la demanda del ‘caso Guns’ confirman que se pasa de las “sospechas evidentes a los hechos”

El grupo municipal popular constata que las decenas de mensajes de WhatsApp que se incluyen en el escrito prueban que Caballero presidió una reunión con la promotora en Alcaldía el 20 de octubre de 2022
Miguel Martín destaca que el documento admitido a trámite el pasado 9 de mayo evidencia que hubo negociación previa y que la carta de interés se envió al día siguiente de que la empresa reclamara un acuerdo firme

El Partido Popular de Vigo ha denunciado que las pruebas incluidas en la demanda del ‘caso Guns’ confirman que el proceso judicial abierto ha pasado de las “sospechas evidentes a los hechos”. El portavoz del principal partido de la oposición en el Concello olívico, Miguel Martín, ha revelado en una rueda de prensa celebrada este jueves que la promotora presentó la demanda correspondiente el pasado 7 de mayo y que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de  la ciudad la admitió a trámite solo dos días después. Asimismo, el edil del PP ha reseñado que ese escrito incluye 69 mensajes de WhatsApp y una decena de correos electrónicos que evidencian el acuerdo previo existente entre el Gobierno socialista y la empresa, así como la celebración de una reunión entre las partes a las 18.30 horas del 20 de octubre de 2022. Dicho encuentro estuvo presidido por Abel Caballero y tuvo lugar en su despacho, situado en la primera planta del ayuntamiento. “Una reunión pactada y nunca admitida pero que queda demostrado que se produjo”, ha apuntado el edil.

Martín ha recordado que el grupo municipal del PP ya desveló en su día que el conflicto surgido entre las compañías que representan a Guns N’ Roses y el Gobierno local, a raíz de la actuación celebrada el 12 de junio de 2023 en el Estadio Municipal de Balaídos, había llegado a los juzgados mediante la interposición de un recurso contencioso administrativo. Ahora, tras resolver el juzgado diversas cuestiones procesales, se ha presentado dicha demanda. En ella se reclama un importe de 1,5 millones de euros más IVA. A esa cantidad, si la demanda prospera, habrá que añadir los intereses que procedan.

Tras solicitar de nuevo acceso al expediente municipal del fallido patrocinio publicitario que licitó el Ejecutivo socialista, que ya supera las 2.000 páginas, el Partido Popular de Vigo ha podido constatar también que el concejal al que Abel Caballero encargó la contratación del concierto envió la “famosa carta de interés” a la promotora Live Nation el 25 de octubre, al día siguiente de que ésta requiriera por WhatsApp un acuerdo firme para blindar la contratación de la banda californiana, ya que los anteriores documentos enviados se antojaban insuficientes a ojos de la empresa. “Queda patente que se llegó a dicho acuerdo. No era una carta de interés más, era un acuerdo vinculante”, ha señalado Martín. “La causa-efecto es innegable y más que manifiesta. Las pruebas documentales demuestran que el Gobierno local mintió”, ha añadido.

Tal y como prosiguió el concejal popular, el cruce de mensajes entre el Gobierno local y un representante de la citada compañía se prolongó durante meses, y siempre antes del mes de abril, cuando se convocó el concurso público abierto que “se tiró abajo intencionadamente” hace ahora un año y solo unos días antes de que se celebrara la actuación en el Estadio Municipal de Balaídos. A este respecto, recordó que la persona que decidió declarar como desierta la licitación fue Patricia Rodríguez, concejala que ostenta ahora las competencias del área de Festas.

DEFENSORES DE LOS VIGUESES

Aunque Martín no ha detallado el contenido de dichos mensajes, ha podido aclarar que en ellos se habla de la organización del concierto, de los posibles aforos, del precio de las entradas, de la puesta a la venta de las localidades, de la inclusión del logotipo del Concello de Vigo en los carteles oficiales del evento, de la campaña publicitaria del concierto e incluso la fecha en la que Caballero podría anunciar la actuación. El PP no ha revelado los pormenores de los WhatsApp ni de los correos electrónicos dado que la formación “no es parte” en este proceso judicial y por ello ha instado al alcalde socialista a hacerlos públicos “en aras de la transparencia”. “No hacerlo supondría una prueba más de que siguen empeñados en ocultar la verdad a los vigueses”, ha puntualizado.

Por último, el portavoz popular ha dejado claro que “nuestro objetivo no es determinar si hay que pagar ese dinero o no” porque “para eso ya está el juzgado”. “Nuestra obligación es fiscalizar al Gobierno local y denunciar la chapuza monumental que fue toda la gestión de este concierto, que acabó en un concurso abierto absolutamente dirigido. Nosotros no estamos haciendo de abogados de las promotoras. Estamos haciendo de fiscales del Gobierno local y defensores de los vigueses, que tienen todo el derecho a conocer los detalles de un concierto que pasará a los anales de la historia como una chapuza integral”, ha finalizado.