Se trata de una escala no prevista en el calendario y propiciada por el mal tiempo

EL AIDABELLA ELIGE EL PUERTO DE VIGO PARA RESGUARDARSE DEL TEMPORAL

Vigo se ha convertido en puerto refugio, gracias a sus 14.000 hectáreas de aguas abrigadas y la facilidad para la navegación y maniobrabilidad de cualquier tipo de embarcación, incluso con las condiciones meteorológicas más desfavorables.
Vázquez Almuiña quiso dar la bienvenida al capitán del buque, con el que participó a bordo en una ceremonia de intercambio de placas, tras presidir una nueva reunión del grupo de trabajo Blue Growth de tráfico de cruceros.
El próximo año se superará el límite de las 100 escalas y los 250.000 pasajeros; una cifra histórica solamente alcanzada en 2011, y que representa un récord absoluto para todos los puertos del noroeste peninsular.

El Puerto de Vigo volvió a protagonizar hoy una nueva escala inaugural, la del AIDAbella, que atracó a primera hora de la mañana en el Muelle de Trasatlánticos procedente de Hamburgo con 1234 pasajeros y 649 tripulantes y que prevé poner rumbo a Leixoes a última hora de esta noche.

Se trata de una escala no prevista en el calendario y propiciada por el mal tiempo, lo que posiciona al Puerto de Vigo como puerto refugio, al destacar por sus 14.000 hectáreas de aguas abrigadas y por la facilidad para la navegación y maniobrabilidad de cualquier tipo de barco, incluso con las condiciones meteorológicas más desfavorables.

El AIDAbella ​es un crucero operado por AIDA Cruises y construido en el astillero Meyer Werft, en Papenburg, Alemania. Tiene una eslora de 251 metros, 32 metros de manga y un calado de 7 metros.

Con motivo de su visita inaugural, el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Jesús Vázquez Almuiña, quiso participar a bordo en una ceremonia de intercambio de placas con el capitán, quien destacó la tranquilidad de las aguas de la Ría viguesa y confirmó que en 2023 la compañía alemana regresará al Puerto de Vigo. Una noticia que fue aplaudida por el máximo responsable portuario, ya que supone el regreso del turismo alemán a la terminal olívica.

Nueva reunión del grupo de trabajo Blue Growth

Antes de visitar el AIDAbella, Vázquez Almuiña presidió una nueva reunión del grupo de trabajo Blue Growth de tráfico de cruceros, que congregó en el Edificio de Sesiones a más de una veintena de representantes de empresas de servicios, comerciantes, hosteleros, navieras, responsables sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, consignatarios, y de Turismo de Galicia.

Durante el encuentro, se analizó la previsión actual de cierre de año, que arroja unos datos de 90 escalas y algo más de 170.000 pasajeros, lo que supone las mejores cifras del último decenio.

Hasta el pasado mes de octubre, se han recibido 77 escalas, que han sumado un total de 151.809 pasajeros y, en lo que resta de temporada, el Puerto de Vigo espera un total de 8 escalas en el mes de noviembre y 5 en diciembre, hasta alcanzar las 90 escalas anuales.

Principales hitos de 2022

Entre los hitos principales de estos 10 primeros meses del año, han destacado las 9 escalas dobles y las 14 escalas inaugurales, incluyendo, entre otros, importantes buques insignia para sus respectivas compañías, como el MSC Virtuosa, de MSC Cruises, que visitó el Puerto de Vigo en dos ocasiones, o el Costa Diadema, de Costa Cruises.  También dentro de este apartado de escalas inaugurales, destaca la incorporación de nuevas navieras, como Ambassador Cruise Line con su crucero Ambience, o Club Med Cruise con el Club Med 2.

Otros hitos destacados durante este año han sido el regreso a la Ría de Vigo en escala de fondeo en el Parque Nacional de las Islas Cíes del crucero Sea Cloud Spirit, construido en el astillero vigués Metalships, o la primera arribada de la naviera Scenic, con el Scenic Eclipse.

Otras escalas inaugurales importantes fueron las de la compañía Viking Cruises, que renovó su apuesta por el Puerto de Vigo con las escalas inaugurales del Viking Venus y el Viking Mars, y la compañía Azamara Cruises, que ha vuelto a Vigo después de 10 años con la escala inaugural del Azamara Pursuit.

En cuanto a lo más destacado de los meses restantes del año, se encuentran la escala triple del pasado día 6 de octubre (Celebrity Silhouette, Viking Mars y Ventura) y dos escalas dobles: el 27 de octubre (Sky Princess y Ventura), y el 19 de diciembre (Balmoral y Borealis), lo que supone la escala simultánea de dos cruceros de la compañía Fred Olsen por primera vez. Durante el mes de noviembre están, además, previstas cuatro escalas inaugurales: las del Carnival Celebration, el Spitsbergen, la escala no prevista del AIDAbella de hoy, y el Ambience, que tendrá lugar el próximo 27 de noviembre. El broche final lo pondrá el Iona el 30 de diciembre.

Previsiones para 2023

En lo que respecta a las previsiones de cara a 2023, todo apunta  a que será un año muy importante para el tráfico de cruceros en el Puerto de Vigo, al acercarse a cifras en número de escalas y, sobre todo de pasajeros, que no se alcanzan desde hace más de 10 años.

Si bien no se superarán los registros de 2011, el año récord en términos históricos, en el que se alcanzaron 118 escalas y más de 253.600 pasajeros, con las previsiones actuales para 2023, y presuponiendo una actividad ya normalizada con ocupación normal de los cruceros, el próximo año se superaría en Vigo de nuevo el límite de las 100 escalas y los 250.000 pasajeros; una cifra histórica solamente alcanzada en 2011, y que representa un récord absoluto para todos los puertos del noroeste peninsular.

2023 destaca, además, por la escala de buques de grandes dimensione (el 40% superará los 350 metros de eslora), además de otros de menor tamaño, pero de características especiales. Igualmente, se producirán numerosas escalas múltiples con más de 10.000 pasajeros en su solo día, y 18 visitas inaugurales -algunas protagonizadas por buques que aún se están construyendo-.

Nuevas infraestructuras

Con el objetivo de mejorar sus infraestructuras, el Puerto de Vigo trabaja en diversos proyectos relacionados con la seguridad y la accesibilidad del Muelle de Trasatlánticos en los que prevé una inversión de alrededor de 1,5M€. Para ello, adquirirá nuevas defensas para garantizar el mejor atraque posible de los buques que recalan en este muelle, reforzará los puntos de atraque y mejorará el firme en la zona de maniobra del muelle para facilitar el tránsito de los cruceristas entre el buque y la Estación Marítima.