Fidalgo pregunta al alcalde qué le han hecho los vecinos de la Plaza de Compostela para “darles la espalda continuamente”

  • El concejal popular subraya que, casi un mes después de obtener permiso de Patrimonio, el gobierno sigue sin acometer las obras de asfaltado comprometidas
  • Denuncia que vecinos y hosteleros de Montero Ríos llevan un año esperando por una ordenanza de terrazas que permita poner orden y unificar estéticamente la zona
  • Reitera la propuesta para declarar este espacio como Zona Protegida con el objetivo de evitar a los vecinos las molestias ocasionadas por el botellón y los ruidos nocturnos
  • Insiste en la necesidad de rehabilitar el paseo y los jardines de las Avenidas, “una obligación que este gobierno lleva años ignorando” 

El concejal popular, Miguel Fidalgo, le ha preguntado hoy al alcalde “qué le han hecho los vecinos de la Plaza de Compostela para que les esté dando la espalda continuamente”. “Nos gustaría saber cuál es el motivo por el que Caballero se niega a atender todas las demandas que tiene esta zona desde hace años”, apunta.

En este sentido, Fidalgo Iglesias ha subrayado que, casi un mes después de obtener permiso de Patrimonio, el gobierno municipal sigue sin acometer las obras de asfaltado de este entorno, incumpliendo de este modo la sentencia judicial que le obliga a ello.

“García Olloqui, Luis Taboada, la calle Carral… Todas permanecen en el olvido desde hace años, con adoquines reventados y baches que generan incomodidades y restricciones de tráfico”, ahonda.

En segundo lugar, ha continuado, el alcalde sigue sin atender las demandas de hosteleros y vecinos de Montero Ríos, que suman ya más de un año esperando por una “nueva ordenanza de terrazas que iba a ser inminente”.

“Desde el Partido Popular llevamos año y medio reclamando una norma que debería poner orden en el sector”, ha apuntado Fidalgo, lamentando que, mientras tanto, uno de los espacios turísticos más importantes de la ciudad siga sin ningún tipo de orden ni uniformidad.

Una situación, resalta, que se hace extensible al estado del paseo y de los jardines de las Avenidas. “Llevamos mucho tiempo pidiendo su rehabilitación. Esta una obligación que el gobierno está ignorando, dejando el paseo en un estado lamentable”, incide.

Los problemas del botellón

En este maro, Fidalgo Iglesias ha reiterado la propuesta de su grupo de declarar este entorno como Zona Protegida con el objetivo de acabar con las molestias que sufren los vecinos. “Llevamos tiempo reclamando al Gobierno municipal que adopte medidas de control y corrección en zonas en las que se ha notado un repunte del botellón, pero ni el alcalde ni su desgobierno han hecho nada”, incide.

La adopción de esta medida, apunta, permitiría poner fin a los continuos problemas de vecinos que están sufriendo “lanzamientos de piedras a las ventanas, ruido excesivo por las noches, y que por la mañana se encuentran la plaza vómitos, orín y botellas rotas”.

Estas circunstancias, concluye Fidalgo, suponen un “problema añadido en el inicio del Marisquiño”, ya que todos los visitantes comprobarán “el abandono en el que se encuentra esta zona”.

El PP exige al gobierno la modificación de la ordenanza de venta ambulante para “proteger al pequeño comercio”

  • La concejala Elena González denuncia la existencia de vendedores ilegales que ofrecen productos perecederos “poniendo en peligro los intereses generales del comercio vigués”
  • Lamenta la pasividad del gobierno local y de un alcalde que “prometió hace ya cinco años la modificación de esta norma y sigue sin hacer nada”
  • Alerta del riesgo sanitario derivado de la venta de productos en mal estado y de la “grave competencia desleal que están sufriendo los comerciantes”
  • Subraya que la actual ordenanza data de 1995: “Está tan desfasada que las multas van de una a 15.000 pesetas”

La concejala popular, Elena González, ha exigido hoy al gobierno municipal la modificación “urgente” de la ordenanza de venta ambulante con el objetivo de “proteger al pequeño comercio de esta ciudad”.

En este sentido, González Sánchez ha recordado que esta es una norma que data del año 95, y que el alcalde se comprometió a reformar, de manera inmediata, hace ya 5 años. “Por desgracia, y como sucede siempre con Caballero, seguimos esperando a que haga algo”, apunta.

Mientras tanto, denuncia la concejala popular, el comercio vigués se encuentra sometido a una “importante competencia desleal”, al tiempo que en distintas parroquias de Vigo se venden sin control productos perecederos que pueden estar en mal estado, con el riesgo sanitario que esto conlleva.

“Llevamos meses recibiendo numerosas quejas de comerciantes y vecinos que piden que exista algún tipo de vigilancia sobre esta venta ilegal, y el gobierno mira para otro lado”, incide la edil popular.

En este sentido, González ha insistido en que la ordenanza vigente no se ha modificado desde su aprobación, hace 22 años, pese a la evidencia de una necesaria modificación. “Es una norma tan desfasada que, por ejemplo, los precios de las tarifas están en pesetas y las faltas se penan con multas que van de 1 a 15.000 pesetas”, denuncia.

Nefasta gestión

Para González, este es un ejemplo más de la “nefasta gestión del señor Caballero”, que no atiende al día a día de la ciudad y no cumple con sus compromisos. “El alcalde prometió hace cinco años una modificación de la ordenanza y, a día de hoy, seguimos arrastrando el problema”, subraya.

González ha detallado que cada vez con más frecuencia se observan furgonetas en los exteriores de mercados como el de O Calvario; y apunta que lo mismo está sucediendo en los entornos de los mercadillos desde que se impuso el pago de tasas.

Por este motivo, la concejala popular ha reiterado al gobierno local que cumpla sus promesas y lleve a cabo una modificación en la ordenanza “con carácter urgente”.

Fidalgo destaca la “inoperancia” del gobierno local que acumula más de un año de retraso en la nueva ordenanza de terrazas

  • El concejal popular lamenta la falta de palabra del ejecutivo, que aseguraba en el pleno de junio de 2016 que la nueva norma era “inminente”
  • Lamenta que “un verano más” todo siga igual y aboga por adaptar cuanto antes una “normativa obsoleta” para poner orden en el sector
  • “Es necesario compaginar la importancia de las terrazas para los hosteleros con el derecho de los vecinos a descansar y a circular con normalidad”, sostiene
  • Propone impulsar al mismo tiempo un plan de mejora estética con una línea de ayudas específica que facilite a los hosteleros la adaptación y armonización de estos espacios

El concejal popular, Miguel Fidalgo, ha destacado hoy la “inoperancia” del gobierno municipal con la nueva ordenanza de terrazas, que acumula más de un año de retraso desde que fuera comprometida.

No en vano, y como ha recordado, en el pleno de junio de 2016 el portavoz socialista aseguraba que su equipo tenía muy avanzada una nueva norma, y que su publicación era “inminente”. Por desgracia, explica, ha pasado más de un año desde entonces, “estamos metidos de lleno en otro verano, y todo sigue igual”.

“Este es un ejemplo más de la mala gestión de un gobernó municipal cuya desidia y falta de palabra es muy preocupante”, ha señalado Fidalgo, quien ha insistido en la necesidad de redactar cuanto antes esa nueva ordenanza para cafeterías y locales de ocio.

Esta norma, expone, “debe compaginar la importancia de las terrazas para los hosteleros con el derecho de los vecinos a descansar y a circular con normalidad”.

Fidalgo Iglesias ha recordado que su grupo viene demandando esta nueva ordenanza desde hace más de un año y medio, ante las quejas de los vecinos y la necesidad de renovar una norma obsoleta que data del año 2008. El objetivo, explica, debería pasar por “poner orden en el sector a partir del diálogo con hosteleros y vecinos”.

Algo que, prosigue, “desgraciadamente no ha pasado”. “Deberían sentarse con el sector y con los vecinos, para que de una vez por todas tengamos unas terrazas bonitas y que ayuden también a mejorar la imagen turística de nuestra ciudad”, ahonda.

Plan de mejora

Sobre esta base, el edil popular ha vuelto a apostar por el impulso de un Plan de mejora estética que permita armonizar estos espacios, y que debería ir acompañado de una línea de ayudas que, durante los próximos años, incentive este tipo de actuaciones.

“Queremos mejorar la estética y la armonía de la ciudad, buscando el encaje con el mobiliario urbano y el resto de elementos del entorno. Se trata de armonizar las terrazas para que queden estéticamente bien según cada zona de la ciudad”, ha concluido.

El PP demanda la creación de una tarjeta plana para turistas con descuentos en el transporte público

  • El concejal popular, Diego Gago, apuesta por una medida “sencilla y concreta” que incluiría el autobús urbano, el transporte de ría y los desplazamientos en taxi  
  • Se pregunta “qué le está ofreciendo la gestión del alcalde a un crucerista que llega al puerto o a un turista que llega a Peinador”
  • Subraya que “queda mucho trabajo por hacer” en materia turística considerando que A Coruña sumó el año pasado 904.000 pernoctaciones frente a las 719.000 de
  • Recuerda que de los “sólo” 760.000 euros presupuestados el año pasado para turismo, se dejaron sin ejecutar 400.000

El concejal popular, Diego Gago, ha demandado hoy al gobierno municipal la creación de una tarjeta plana para turistas que incluya descuentos para los visitantes a la hora de utilizar el transporte público de Vigo. “Es una propuesta sencilla y concreta para crear una tarjeta como la Oyster de Londres, por ejemplo, que facilitaría a los turistas los desplazamientos por la ciudad”, ahonda Gago.

A este respecto, el edil popular ha subrayado que dicha tarjeta incluiría rebajas en los viajes en autobús urbano, en el transporte de Ría y en los desplazamientos, además de otros posibles descuentos como la gratuidad en la totalidad de la red de museos de Vigo. “Es algo práctica y fácil de hacer. Esperamos que ponga en marcha una tarjeta que además podría llevar impresa una fotografía de alguna de los monumentos o zonas identificativas de la ciudad, como la Ría, el Sireno o el Casco Vello”, apunta.

La implementación de esta medida, ha proseguido Gago Bugarín, contribuiría a la consolidación de Vigo como destino turístico de referencia. Algo, expone, en lo que, como demuestran las cifras oficiales, aún queda “mucho trabajo por hacer”. Así, mientras que A Coruña sumó el año pasado 904.000 pernoctaciones, Vigo se quedó en las 719.000. “No nos podemos conformar con el crecimiento que estamos teniendo, y al que contribuye, en gran medida, una climatología excepcional y al buen hacer del sector”, incide el concejal popular.

En este marco, Gago se ha preguntado “qué plus le está ofreciendo la gestión del alcalde y de su equipo a un crucerista que llega al puerto o a un turista que aterriza en Peinador”. “Por desgracia, no hay en estos momentos ninguna iniciativa que permita promocionar y dinamizar la ciudad, desarrollando un mayor número de actividades turísticas”, destaca.

Así, el concejal popular ha recordado que de los “sólo” 760.000 euros presupuestados el año pasado para turismo, se dejaron sin ejecutar 400.000. “Durante el año 2016, fueron incapaces de poner en marcha casi el 50% de un presupuesto turístico ya de por sí pírrico”, resalta Gago Bugarín.

“No entendemos cómo la primera ciudad de Galicia, con el potencial turístico que tenemos, puede registrar estas cifras de falta de ejecución”, ha continuado, subrayando que la segunda fuente de ingresos de la ciudad es el turismo. Una fuente que, como explica, tiene también una gran capacidad para multiplicar sus inversiones. Así, “un solo euro invertido en turismo reporta muchos más beneficios que en cualquier otra materia”.