El PP reitera la necesidad de licitar un nuevo contrato de parques y jardines ante las nuevas dudas de la concesionaria sobre continuar con el servicio

  • El concejal popular, Miguel Fidalgo, señala que la empresa, a la que volvió el contrato tras haber sido sancionada, ha remitido una carta al Concello en la que se cuestiona sobre las condiciones del mismo
  • Considera que este es un capítulo más de la “novela del despropósito del contrato de parques y jardines”, que en dos años suma tres paralizaciones, tres cambios de concesionaria y dos huelgas
  • Considera un “sinsentido” todo es proceso y apunta que “cuando llega la época del año en que es más necesario un buen mantenimiento, volvemos a tener un problema sobre la mesa”

El concejal popular, Miguel Fidalgo, ha señalado hoy que la empresa concesionaria de parques y jardines está dudando sobre su continuidad en el servicio, como indica en una carta que ha remitido al Concello en los últimos días en la que se cuestiona sobre las condiciones del contrato. “En la misiva preguntan por el contrato, si el importe y las condiciones siguen siendo las mismas, ya que se están pensando muy seriamente volver a prestar el servicio de mantenimiento de zonas verdes en esas circunstancias”, subraya Fidalgo.

El edil popular ha explicado que, desde el momento de la concesión, han ido aumentando paulatinamente las zonas verdes mientras que el precio del contrato permaneció invariable. De este modo, apunta, la empresa no puede dar el servicio adecuado, “por lo que luego la sancionan”.

No en vano, recuerda Fidalgo Iglesias, en la “novela del despropósito de este contrato” ha terminado acudiéndose a la empresa concesionaria a la que se le impusieron sanciones por importe de más de un millón por un servicio que se prestaba de manera deficitaria.

Una situación, prosigue, a la que durante los dos últimos años se le han sumado dos huelgas, tres paralizaciones del contrato y tres cambios de la concesionaria, que “al final padecen tanto la concesionaria como los vigueses”.

La concesionaria, expone Fidalgo, porque acaba siendo sancionada y no sabe a qué atenerse, “como la propia carta da entender”. Y los vigueses, “porque llevamos dos años padeciendo este despropósito”, que se traduce en árboles sin podar, zonas verdes abandonadas, y barrios y parroquias en un “estado lamentable”.

Por estos motivos, Fidalgo Iglesias ha vuelto a insistir en la necesidad de sacar un nuevo concurso que refleje la realidad actual de los parques y jardines de Vigo, postura que “llevamos defendiendo desde el principio en el Partido Popular”.

“Al final, lo barato sale caro. Este contrato ha sido una chapuza. Y ahora que llega la época del año en que es más necesario un buen mantenimiento, volvemos a tener un problema sobre la mesa”, ahonda Fidalgo, quien ha recordado también que el contrato incluye otras necesidades fundamentales que están sin cubrir con la llegada del buen tiempo, como los socorristas para la atención de las piscinas de la zona de Samil.

“El alcalde lleva dos años poniendo parches y más parches, y al final los perjudicados somos los vigueses, que día tras día vemos empeorar los parques y jardines de Vigo. Hay que buscar una solución”, ha concluido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *