El PP exige al gobierno la modificación de la ordenanza de venta ambulante para “proteger al pequeño comercio”

  • La concejala Elena González denuncia la existencia de vendedores ilegales que ofrecen productos perecederos “poniendo en peligro los intereses generales del comercio vigués”
  • Lamenta la pasividad del gobierno local y de un alcalde que “prometió hace ya cinco años la modificación de esta norma y sigue sin hacer nada”
  • Alerta del riesgo sanitario derivado de la venta de productos en mal estado y de la “grave competencia desleal que están sufriendo los comerciantes”
  • Subraya que la actual ordenanza data de 1995: “Está tan desfasada que las multas van de una a 15.000 pesetas”

La concejala popular, Elena González, ha exigido hoy al gobierno municipal la modificación “urgente” de la ordenanza de venta ambulante con el objetivo de “proteger al pequeño comercio de esta ciudad”.

En este sentido, González Sánchez ha recordado que esta es una norma que data del año 95, y que el alcalde se comprometió a reformar, de manera inmediata, hace ya 5 años. “Por desgracia, y como sucede siempre con Caballero, seguimos esperando a que haga algo”, apunta.

Mientras tanto, denuncia la concejala popular, el comercio vigués se encuentra sometido a una “importante competencia desleal”, al tiempo que en distintas parroquias de Vigo se venden sin control productos perecederos que pueden estar en mal estado, con el riesgo sanitario que esto conlleva.

“Llevamos meses recibiendo numerosas quejas de comerciantes y vecinos que piden que exista algún tipo de vigilancia sobre esta venta ilegal, y el gobierno mira para otro lado”, incide la edil popular.

En este sentido, González ha insistido en que la ordenanza vigente no se ha modificado desde su aprobación, hace 22 años, pese a la evidencia de una necesaria modificación. “Es una norma tan desfasada que, por ejemplo, los precios de las tarifas están en pesetas y las faltas se penan con multas que van de 1 a 15.000 pesetas”, denuncia.

Nefasta gestión

Para González, este es un ejemplo más de la “nefasta gestión del señor Caballero”, que no atiende al día a día de la ciudad y no cumple con sus compromisos. “El alcalde prometió hace cinco años una modificación de la ordenanza y, a día de hoy, seguimos arrastrando el problema”, subraya.

González ha detallado que cada vez con más frecuencia se observan furgonetas en los exteriores de mercados como el de O Calvario; y apunta que lo mismo está sucediendo en los entornos de los mercadillos desde que se impuso el pago de tasas.

Por este motivo, la concejala popular ha reiterado al gobierno local que cumpla sus promesas y lleve a cabo una modificación en la ordenanza “con carácter urgente”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *