Muñoz lamenta que Caballero “haya estado jugando con la salud de los vigueses” tras ignorar 10 años los informes que urgen a invertir en la potabilizadora

  • La portavoz popular subraya que el “alcalde sabe perfectamente que tenemos una potabilizadora totalmente obsoleta, como poco, desde el año 2010”
  • Destaca que ya un informe de Aqualia de 2010 advertía de la necesidad de invertir 21 millones en una infraestructura que es “competencia municipal”: “¿A quién pagamos el recibo del agua, el saneamiento y el abastecimiento?”
  • Señala que en 2011, cuando se prorroga la concesión, no se plantea ni un euro para la porabilizadora y se prioriza el gasto en “losetas, setos y flores”
  • Resalta que en estos últimos seis años Aqualia se ha gastado 10,6 millones en humanizaciones y plantas, y cero euros en la potabilizadora que es la que garantiza la calidad del agua que bebemos todos los vigueses
  • Explica que la reducción del caudal ecológico no obedece a la sequía sino a la incapacidad del Gobierno local de garantizar agua potable más allá de 25 días, y pide a la Consellería de Sanidade que garantice los controles sobre la potabilidad del agua, “porque la palabra de Caballero no vale nada”

La portavoz popular, Elena Muñoz, se ha referido hoy al problema del agua, lamentando la incompetencia de Caballero. El regidor, según ha señalado Muñoz, tiene informes desde hace una década que advierten de la necesidad de invertir en la potabilizadora, “frente a lo que ha preferido humanizar calles y poner setos y flores”. “Caballero ha estado jugando con la salud de los vigueses. Sabe perfectamente, como poco desde el año 2010, que tenemos una potabilizadora obsoleta. Y tiene informes que advertían de que era necesaria una inversión importante”, ha ahondado.

A este respecto, Muñoz ha mencionado, entre otros, el informe de Aqualia de 2010 en el que se reconoce que la potabilizadora precisa de una inversión urgente -en el plazo de un año- de 21 millones. Sin embargo, un año después, en 2011, el alcalde prorrogó la concesión y, de las inversiones acordadas por valor de 20 millones, no se dedicó “ni un solo euro” a la potabilizadora.

Muñoz Fonteriz ha incidido en que esta es una inversión de “competencia municipal”, aunque ahora el alcalde “quiera echar balones fuera”. “La potabilización del agua es competencia única y exclusivamente del Concello. ¿A quién pagamos el recibo? ¿A quién pagamos por el saneamiento y el abastecimiento?”, se ha cuestionado.

Asimismo, la popular ha apuntado que otro informe de Aqualia de 2017 vuelve a poner de manifiesto la necesidad de invertir esos 21 millones en la potabilizadora. Informe del que ha lamentado conocer “solo trozos”, ya que el Concello, “que presume de transparencia”, no lo ha facilitado.

10,6 millones en inversiones que “nada tienen que ver”

En este marco, Muñoz ha subrayado que, en vez de atender una “necesidad extrema” como es la de garantizar la potabilidad del agua, el alcalde se ha gastado durante los últimos 6 años “10,6 millones en inversiones que nada tienen que ver”, frente a los ceros destinados a la potabilizadora. Algo que demuestra que “a Caballero no le interesa que la concesionaria se dedique a hacer obras de saneamiento y abastecimiento”, sino que “les pide que humanice calles y ponga setos y flores”. “Eso es lo que ha hecho y lo que hemos visto en los últimos años todos los vigueses. En las cañerías uno no se puede hacer fotos”, expone.

Muñoz ha indicado que “esta es la realidad de la gestión de Caballero, que ahora dice que no es competente”. “Está reconociendo que es un incompetente, y cuando uno es incompetente a sabiendas con algo tan importante como el agua, se convierte en temerario”, ahonda.

Frente a esto, la portavoz popular ha señalado que otros alcaldes sí que invierten en saneamiento y abastecimiento, “porque la salud de los vecinos es lo primero”. “Se abastecen de embalses con menor porcentaje de agua que el de Eiras y, sin embargo, no hay riesgo con la potabilidad”, ha incidido.

A este respecto, Muñoz Fonteriz ha resaltado que la reducción del caudal ecológico “nada tiene que ver con la sequía”. “Quien diga eso, miente”, expone, indicando que la disminución viene provocada por la “incapacidad del Gobierno local de garantizar agua potable más allá de 25 días”, algo que reconoce la propia Aqualia en la solicitud que le hace a la Xunta. Una situación ante la que ha concluido solicitando a la Consellería de Sanidade que garantice los controles sobre la potabilidad del agua, “porque la palabra de Caballero no vale nada”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *