Muñoz desvela que en la humanización de la calle del colegio Ría de Vigo no se cambiaron las tuberías de la red de abastecimiento a pesar de gastar un millón de euros

  • La portavoz popular subraya que este es un ejemplo de “humanización para la foto” que no resuelve los verdaderos problemas como la calidad del agua y una red de tuberías deteriorada, como reconocen los informes técnicos de Aqualia
  • Recuerda que Canido es un sitio con “muchos problemas de agua” que se han acentuado los últimos meses con valores de hierro muy elevados y con “los niños de este colegio todavía bebiendo agua embotellada” 
  • Considera “increíble” que en el año 2016 sólo se renovara un kilómetro de tuberías, de los más de 1.000 que hay en Vigo, como reflejan los informes de Aqualia 
  • Insta al alcalde a “reconocer todos los errores cometidos” y a “poner la calidad del agua en primer lugar dentro de sus prioridades, no en el último” 

La portavoz popular, Elena Muñoz, ha desvelado hoy que en la humanización de la calle del colegio Ría de Vigo no se cambiaron las tuberías de la red de abastecimiento a pesar de gastarse en la misma un millón de euros. En este sentido, Muñoz, que ha visitado esta avenida de Cesáreo Vázquez, en Canido, acompañada por los concejales Miguel Fidalgo y Elena González, ha señalado que este es “un ejemplo más de humanización para la galería”.

No en vano, y como ha recordado, el gobierno de Caballero acometió la rehabilitación de la calle en el año 2010. “El alcalde señalaba entonces que estas obras supondrían un antes y un después para la zona. Pues bien, de un millón de euros invertidos en la humanización, destinó 0 euros a la red de abastecimiento”, ha incidido.

“Por desgracia, lo que prima en las humanizaciones es la estética, no los problemas reales ni el día a día de los vecinos. Y aquí, en Canido, hay un ejemplo clarísimo en esta calle, la del Ría de Vigo”, ha proseguido Muñoz, quien ha recordado que el barrio tiene “muchos problemas de agua” que se han acentuado los últimos meses con valores que se situaron por encima del máximo permitido. “Hay datos de informes de Aqualia, del ayuntamiento y de la Xunta que así lo determinan, llegando a ser el agua no potable”, añade.

En este marco, la portavoz popular ha indicado que en el propio colegio Ría de Vigo “los niños siguen bebiendo agua embotellada”. Y todo ello, expone, con una humanización realizada en 2010 de la que “Caballero afirmaba que supondría cambio radical”, pero en la que “se olvidó de un pequeño detalle, las tuberías de abastecimiento”.

“Los datos son clarísimos y nos dicen es que hay un gobierno al que le gusta mucho la fachada, al que le gusta mucho la foto, pero que no se preocupa de lo importante, y la calidad del agua de los vigueses no ha sido una prioridad”, ha incidido Muñoz.

Sólo 1 kilómetro en 2016

Un hecho que, como expone, “no es algo que diga el Partido Popular, sino que reconocen los propios técnicos de Aqualia”. Así, Muñoz Fonteriz se ha referido al informe de la concesionaria de 2017, calificando como “increíble” el hecho de que, como recoge el documento, durante 2016 sólo se sustituyese el 0,1% de toda la red de abastecimiento de Vigo.

Esta red, ha detallado Muñoz Fonteriz, tiene más de 1.000 kilómetros, lo que significa que, en ese 2016, sólo se sustituyó un kilómetro de las tuberías de abastecimiento de la ciudad. “Esto es lo que dice un informe de Aqualia de 2017; por mucho que el alcalde de Vigo nos quiera decir otros datos sin mostrar ni un solo documento”, ahonda.

En este contexto, la portavoz popular ha instado al alcalde a “reconocer todos los errores cometidos” y a “poner la calidad del agua en primer lugar dentro de sus prioridades, no en el último”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *