Muñoz destaca que si el PP gobernase los vigueses pagarían menos impuestos, se impulsarían sectores estratégicos, se apostaría por los jóvenes y se ayudaría a las familias

  • La portavoz popular lamenta que, rechazando el 98% de las propuestas formuladas por el PP en estos dos años, el alcalde y su gobierno han impedido impulsar una “ciudad más solidaria, emprendedora y de futuro”
  • Resume el balance del alcalde socialista en 4 palabras: “despotismo, desgobierno, descrédito y desesperanza”
  • Subraya que el despotismo conduce al regidor a no escuchar a nadie, a despreciar a la oposición, y a no dar explicaciones, mientras que “el desgobierno se instala en Vigo” como demuestran los continuos problemas en la gestión de contratos
  • Recalca el “descrédito del alcalde y su equipo”, instalados en la “confrontación permanente” con los gobierno central y autonómico, la Universidad, Zona Franca o el Celta, y destaca la “desesperanza en la que se encuentra Vigo” sin PXOM y sin Área
  • Apunta que los dos próximos años las obras que se verán en Vigo serán “a pesar del alcalde”: Ciudad de la Justicia, Depuradora, ampliación de Citroën o estación intermodal

La portavoz popular, Elena Muñoz, ha subrayado hoy que, si el PP gobernase, los vigueses pagarían menos impuestos, se impulsarían sectores estratégicos, se apostaría por los jóvenes y se ayudaría a las familias. De este modo, Muñoz Fonteriz ha hecho balance, acompañada por todos los concejales de su grupo, de los dos años de gestión del actual ejecutivo municipal, poniendo en valor que, durante este tiempo, el alcalde socialista y su gobierno han rechazado el 98% de las propuestas formuladas por el PP, lo que ha impedido impulsar una “ciudad más solidaria, emprendedora y de futuro”.

“Si nos hubiesen dicho que sí, los vigueses, la industria y el comercio estarían pagando menos impuestos; habría un plan de impulso de la natalidad con ayudas para tener hijos; o tendríamos una ciudad más social que estaría trabajando para evitar los desahuciados”, incide Muñoz.

Asimismo, prosigue, se estaría apostando por sectores importantes como el turismo o la cultura; se apoyaría a los más jóvenes, desarrollando los planes de empleo juvenil u ofreciendo alternativas de ocio al botellón; o se adoptarían nuevas medidas en la lucha contra la violencia machista. “Todas estas iniciativas podrían haber sido impulsadas por un gobierno que tiene 97 millones de euros en caja”, ha expuesto la portavoz popular, avanzando que, pese a todo, su grupo seguirá “haciendo propuestas a favor de Vigo.

La gestión del gobierno

Frente a dichas iniciativas, Muñoz Fonteriz ha resumido la gestión del alcalde socialista y de su equipo en 4 palabras: despotismo, desgobierno, descrédito y desesperanza”.

Así, la portavoz popular ha lamentado que Vigo esté sufriendo “un alcalde y un gobierno socialistas despóticos, que desprecian la democracia y a los que se les ha subido a la cabeza la mayoría absoluta”. No en vano, recuerda, durante este tiempo el regidor ha modificado el reglamento del pleno limitando la capacidad de hacer oposición; ha roto consensos históricos como el de los Vigueses Distinguidos –“lleva dos años tumbando y modificando nuestras propuestas”- o la fecha de celebración de los plenos; se ha instalado en el “no a todo”, rechazando el 98% de las propuestas presentadas por el grupo popular; y desprecia el funcionamiento democrático de las instituciones, negándose a dar explicaciones de los supuestos casos de corrupción que afectan a un “gobierno bajo sospecha con 5 imputados”.

“Pero no solamente es un gobierno despótico; también es un desgobierno”, ha señalado la portavoz popular. En este sentido, Muñoz se ha referido a la “falta absoluta de gestión” de un ejecutivo que no tiene un contrato que no haya tenido problemas. En estos momentos, no hay contratos de los aparcamientos de Puerta del Sol y Plaza de Portugal; se ha rectificado 4 veces el contrato de parques y jardines, dudando la concesionaria si continuar con el servicio; no hay contrato de la ORA; el Auditorio está en concurso; y se ha prorrogado sin explicaciones el contrato de la basura.

Así, expone Muñoz, “todo lo que gestionan se convierte en un problema para los vigueses”, que tienen peores servicios, y en beneficio para las concesionarias, “que parece que mandan más que el alcalde en esta ciudad”: “Aqualia sigue cobrando por el agua que no se consume y Vitrasa ofrece un servicio deficiente. Las concesionarias están viviendo su tiempo de oro sin que nadie las controle”.

Pérdida de credibilidad 

Una falta de gestión y de control, prosigue Muñoz, que el alcalde trata de ocultar “haciendo de la confrontación su día a día”, lo cual provoca la pérdida de credibilidad frente al resto de instituciones. Así, no sólo se ha enfrentado a los gobiernos central y autonómico, sino que también ha chocado con la Universidad y ZFV, bloqueando durante más de un año el Campus del Mar, y con el Celta, que dice que se va “porque ya no se cree al alcalde socialista de Vigo”.

Y de este modo, señala Muñoz Fonteriz, “la ciudad se ha instalado en la desesperanza al carecer de proyecto de futuro”, sin que el alcalde sepa qué hacer con el Plan General, anulado hace más de año y medio, y truncando y dinamitando el Área Metropolitana. “No tenemos PXOM desde hace 550 días, y siguen sin aportar ni un solo papel para la redacción de uno nuevo. Y ha reventado el Área por su empecinamiento en confrontar con la Xunta, en este caso por el transporte metropolitano, privando a los vigueses de importantes beneficios”, ahonda Muñoz, quien ha lamentado también el “abandono de los más necesitados”.

En este sentido, la portavoz popular ha criticado la falta de política social de un gobierno capaz de tener 100 días a gente acampada a las puertas del Concello negándose a atenderlas, e incapaz de incorporar a Vigo al plan de viviendas vacías para ayudar a los más necesitados.

Muñoz ha concluido señalando que, durante los próximos dos años, “las obras que se verán en Vigo no serán gracias al alcalde, sino a pesar del alcalde”. Así, entre otras, la portavoz popular ha enumerado la Ciudad de la Justicia, la nueva Depuradora, la ampliación de Citroën, la estación intermodal, el proyecto de Thom Mayne, la ampliación de Rande, o el Campus del Mar y la residencia de mayores en la ETEA. “El futuro de Vigo lo impulsan gobiernos del Partido Popular a pesar de su alcalde, más pendiente de aventuras políticas absolutamente fracasadas que de impulsar la ciudad”, ahonda.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *