Fidalgo pregunta al alcalde qué le han hecho los vecinos de la Plaza de Compostela para “darles la espalda continuamente”

  • El concejal popular subraya que, casi un mes después de obtener permiso de Patrimonio, el gobierno sigue sin acometer las obras de asfaltado comprometidas
  • Denuncia que vecinos y hosteleros de Montero Ríos llevan un año esperando por una ordenanza de terrazas que permita poner orden y unificar estéticamente la zona
  • Reitera la propuesta para declarar este espacio como Zona Protegida con el objetivo de evitar a los vecinos las molestias ocasionadas por el botellón y los ruidos nocturnos
  • Insiste en la necesidad de rehabilitar el paseo y los jardines de las Avenidas, “una obligación que este gobierno lleva años ignorando” 

El concejal popular, Miguel Fidalgo, le ha preguntado hoy al alcalde “qué le han hecho los vecinos de la Plaza de Compostela para que les esté dando la espalda continuamente”. “Nos gustaría saber cuál es el motivo por el que Caballero se niega a atender todas las demandas que tiene esta zona desde hace años”, apunta.

En este sentido, Fidalgo Iglesias ha subrayado que, casi un mes después de obtener permiso de Patrimonio, el gobierno municipal sigue sin acometer las obras de asfaltado de este entorno, incumpliendo de este modo la sentencia judicial que le obliga a ello.

“García Olloqui, Luis Taboada, la calle Carral… Todas permanecen en el olvido desde hace años, con adoquines reventados y baches que generan incomodidades y restricciones de tráfico”, ahonda.

En segundo lugar, ha continuado, el alcalde sigue sin atender las demandas de hosteleros y vecinos de Montero Ríos, que suman ya más de un año esperando por una “nueva ordenanza de terrazas que iba a ser inminente”.

“Desde el Partido Popular llevamos año y medio reclamando una norma que debería poner orden en el sector”, ha apuntado Fidalgo, lamentando que, mientras tanto, uno de los espacios turísticos más importantes de la ciudad siga sin ningún tipo de orden ni uniformidad.

Una situación, resalta, que se hace extensible al estado del paseo y de los jardines de las Avenidas. “Llevamos mucho tiempo pidiendo su rehabilitación. Esta una obligación que el gobierno está ignorando, dejando el paseo en un estado lamentable”, incide.

Los problemas del botellón

En este maro, Fidalgo Iglesias ha reiterado la propuesta de su grupo de declarar este entorno como Zona Protegida con el objetivo de acabar con las molestias que sufren los vecinos. “Llevamos tiempo reclamando al Gobierno municipal que adopte medidas de control y corrección en zonas en las que se ha notado un repunte del botellón, pero ni el alcalde ni su desgobierno han hecho nada”, incide.

La adopción de esta medida, apunta, permitiría poner fin a los continuos problemas de vecinos que están sufriendo “lanzamientos de piedras a las ventanas, ruido excesivo por las noches, y que por la mañana se encuentran la plaza vómitos, orín y botellas rotas”.

Estas circunstancias, concluye Fidalgo, suponen un “problema añadido en el inicio del Marisquiño”, ya que todos los visitantes comprobarán “el abandono en el que se encuentra esta zona”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *