Fidalgo: “El alcalde tiene un problema con la contratación municipal donde reina la lentitud, la improvisación y la falta de seguridad jurídica”

  • El edil popular califica de “auténtico galimatías” los procesos de contratación, con tramitaciones de más de dos años, “cambios inexplicables”, e incumplimientos de la ley de contratos
  • Destaca que en estos momentos “hay 21 contratos en tramitación” y “otros que no están ni se esperan, como es el de la asistencia técnica para la redacción de un nuevo PXOM”
  • Avanza que van a solicitar la convocatoria urgente de la Comisión de Seguimiento y Control de la contratación, prevista en el Reglamento y que Caballero no ha convocado nunca
  • Denuncia que la falta de gestión se extiende también a inversiones que se repiten año tras año en los presupuestos, como el parque infantil de Venezuela, la humanización de Marqués Valterra o el Vigo Vertical

 

“El alcalde tiene un problema con la contratación municipal donde reina la lentitud, la improvisación y la falta de seguridad jurídica”. Con estas palabras, el concejal popular, Miguel Fidalgo, se ha referido hoy a la situación que atraviesan los distintos procesos de contratación municipal, un “auténtico galimatías” que reúne contratos que suman casi dos años de tramitación, con otros que presentan cambios inexplicables en los pliegos y algunos que incumplen la ley de contratos.

En este contexto, Fidalgo Iglesias ha señalado que dicha lentitud deriva en “continuas idas y venidas, recursos y cambios de criterio”, como el conocido ejemplo de Parques y Jardines. “Este es el colmo del despropósito, donde ahora se pretende darle a la empresa a la que se le estuvo multando el contrato que se le retiró”, ahonda Fidalgo, quien recuerda que este proceso acumula dos huelgas, tres paralizaciones y tres cambios de concesionaria.

Una improvisación, prosigue, que se hace extensible también a la inexplicable modificación de pliegos de otros procesos de contratación, como el de los vuelos a Palma, Valencia e Ibiza. Contrato, subraya, que quedó desierto, reduciéndose luego drásticamente los requisitos “para que alguien picase el anzuelo”.

El resultado, expone, es el de “un contrato que nos va a costar 736.000 euros para 4.500 plazas de avión”. “Nos sale la butaca a casi 170 euros”, continúa, apuntando que el mismo alcalde que paga esas subvenciones es el que se niega después a subvencionar el transporte metropolitano a todos los vigueses.

“Y también hablábamos de falta de seguridad jurídica”, detalla Fidalgo. Así, el edil popular ha hecho referencia al contrato de aparcamiento de la Plaza de Portugal, que lleva dos años cerrado; o al contrato de la ORA, que se anuló hace 8 años y en estos momentos suma “5 meses, desde que fue a la mesa de contratación, pendiente de un informe técnico sobre las ofertas presentadas”.

Esta forma de actuar, resalta Fidalgo, lleva implícito el incumplimiento de la ley. No en vano, explica, el artículo 161 de la ley de contratos establece que el plazo máximo para ejecutar la adjudicación será de dos meses a contar desde la apertura de las proposiciones. “Dos meses, y estamos hablando de contratos que llevan más de dos años. ¿Es eso buena gestión o rigor?”, se cuestiona.

 

PXOM

Esta falta de gestión y de rigor que, como ha detallado el concejal popular, deriva en el hecho de que, en estos momentos, hay 21 contratos en tramitación en el Concello de Vigo. “Y otros no están ni se les espera”, añade. Así, Fidalgo ha criticado el hecho de que “todos los vigueses sigamos esperando” por el contrato de asistencia técnica para la redacción de un nuevo PXOM, después de que haya pasado un año y medio dese su anulación y desde que el gobierno llevase a pleno la solicitud de una subvención a la Xunta para dicha redacción. “Desde entonces, la Xunta sigue esperando a que se mueva un papel en la Gerencia de Urbanismo, donde trabajan 100 personas mientras que Vigo sigue sin una sola grúa”, ahonda.

Asimismo, el edil popular ha hecho extensible la falta de gestión municipal a las inversiones que se repiten año tras año en los presupuestos, como el parque infantil de Venezuela, “que se incorpora año tras año”; la humanización de la segunda fase de Marqués Valterra; o el Vigo Vertical, con el famoso ascensor de Parque Camilo José Cela.

 

Comisión de seguimiento

En este escenario, Fidalgo ha avanzado que su grupo solicitará, de modo urgente, la convocatoria de la comisión de seguimiento y control de la contratación. Una comisión, recuerda, prevista en el Reglamento municipal y que por desgracia el alcalde no ha convocado nunca.

“Todas esas informaciones de funcionarios, de idas y venidas en el juzgado de distintos concejales es por algo. Hay una dirección política que se salta muchas veces la ley”, ha incidido el concejal popular, quien ha concluido lamentando que los 17 concejales de este gobierno hayan pasado de “ir a velocidad de crucero a ir a paso de tortuga, de ir a petarla a espetar”.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *