Casi la mitad de las mesas de contratación celebradas en lo que va de año han sufrido “cambios de última hora” por la improvisación del gobierno local

  • Miguel Fidalgo destaca, entre las modificaciones más frecuentes, los cambios de fecha y hora, la inclusión de nuevos puntos en el orden del día o la modificación de informes de valoración que se adjuntan con la convocatoria
  • “Las mesas de contratación son una caja de sorpresas en las que no sabes lo que te vas a encontrar. Por eso no vamos, porque nos negamos a participar del circo del señor Regades”, ahonda
  • Recuerda que el último informe del Consello de Contas considera la contratación del Concello un “área de riesgo” por las graves irregularidades detectadas
  • Pone varios ejemplos de “contratos en la picota” en el Concello como el Auditorio Mar de Vigo, los parques y jardines, la zona azul o los aparcamientos de Plaza de Portugal y Puerta del Sol

El concejal popular, Miguel Fidalgo, ha informado hoy de casi la mitad de las mesas de contratación celebradas en lo que va de año han sufrido “cambios de última hora” provocados por la improvisación del gobierno municipal. “De 35 mesas que han tenido lugar desde el 1 de enero, en 15 han hecho modificaciones por falta de planificación”, ha incidido Fidalgo, quien ha detallado que estas incidencias son, fundamentalmente, de tres tipos.

Así, en primer lugar, se producen “cambios continuos en la fecha y la hora de celebración de las mesas”. Además, se incluyen nuevos puntos en el orden del día, y se modifican los informes de valoración que se adjuntan con la convocatoria. “Este último punto es el más grave. Una vez que está convocada la mesa con los preceptivos informes de valoración, se hacen nuevos informes debido a errores en las valoraciones técnicas y económicas. Esto es algo muy habitual e incomprensible, que afecta de modo decisivo al proceso de contratación”, ahonda Fidalgo.

En este contexto, el concejal popular ha indicado que “las mesas de contratación son una caja de sorpresas en las que no sabes lo que te vas a encontrar”. Motivo por el que, como ha detallado, su grupo no acude a ellas, “porque nos negamos a participar del circo del señor Regades”.

Un circo, prosigue, en el que “reina la improvisación, la falta de planificación y en el que muchas veces meten a altos funcionarios en serios problemas, que tienen incluso que atender a la justicia por algún contrato, como estamos viendo en estos momentos”.

Sobre esta base, el edil popular ha recordado el último informe del Consello de Contas, de este mismo año, en el que la contratación del Ayuntamiento de Vigo es calificada como un “área de riesgo” por las graves irregularidades detectadas.

“Nosotros no podemos participar de este circo”, ha proseguido Fidalgo Iglesias, quien ha expuesto algunos ejemplos de “contratación en la picota” que en estos momentos sufre el Concello.

Así, el popular ha recordado la quiebra del Auditorio Mar de Vigo, con una concesionaria a la que se le han inyectado más de 20 millones en los últimos años; la situación del contrato de parques y jardines; o la “absoluta falta de planificación” de los aparcamientos de Plaza de Portugal y Puerta del Sol.

En este sentido, Fidalgo ha lamentado que “el alcalde no pudiese ayer hacer balance de lo que de verdad importa, del urbanismo o de la contratación”. “Es increíble que después de tres años de mandato vuelva a vendernos 900 calles humanizadas. Supongo que entra ellas contabilizará Toerrecederia o la Gran Vía”, ha concluido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *